Entradas con la etiqueta ‘Dentífrico’

La salvia, un antibiótico y antiinflamatorio natural

Salvia officinalis es una especie herbácea perteneciente a la familia de las lamiáceas. Es nativa de la zona mediterránea y la especie cultivada, la salvia de jardín se usa medicinalmente.
El nombre latino deriva de salvare, que significa curar, y ha sido cultivada desde tiempos remotos.

Planta Salvia en la elaboración de productos higiene y salud

La hojas, verde grisáceas, aromáticas, elípticas y aterciopeladas en ambas caras, desprenden un fuerte aroma alcanforado y contienen aceite esencial, acido labiaténico, principios amargos, flavonoides, resina y sustancia estrógena. Se usan frescas, o secas para condimentar o se mascan para infecciones de boca y garganta.

Las espigas de flores azules violáceas en la parte superior del tallo son visitadas con frecuencia por abejas y abejorros.

Para los griegos antiguos, la salvia era una planta sagrada empleada para curar enfermedades como hemorragias, heridas, fiebres, menstruaciones irregulares, etc. Posee propiedades bactericidas, cicatrizantes, antisépticas, antiespasmódicas, anti diarreicas, anti vomitivas, carminativas, antiinflamatorias, relajantes, antisépticas, etc.

El vinagre de los cuatro ladrones

La salvia, junto con el romero, el espliego y el tomillo ha formado parte tradicionalmente de lo que se conoce como “el vinagre de los cuatro ladrones”. Se cuenta que cuatro ladrones son apresados en Toulouse mientras saqueaban las casas de vecinos afectados por la peste. Se les condena a muerte pero se les ofrece la posibilidad de salvarse si explican cual es su secreto para sobrevivir entre la peste sin contagiarse. Su secreto era macerar las cuatro plantas mencionadas en vinagre y frotarse luego todo el cuerpo. Esta historia viene a demostrar los efectos de todas las salvias: su valor vulnerario y bactericida.

Hay pastas dentífrica elaboradas de forma artesanal que, entre sus componentes, incluye la salvia le aporta propiedades antisépticas, carminativas y antiinflamatorias. Tus dientes y encías lo agradecerán.

Canela, un ingrediente estrella en la medicina ayurvédica

La canela (Cinnamomun zeilanicum) pertenece a la familia de las lauráceas, es siempre verde y normalmente crece hasta unos 10 metros en su estado silvestre, pero se poda en árboles más pequeños y densos para facilitar su cultivo. Toda la planta tiene un aroma fragante de aldehido cinámico y eugenol.

Hojas de canela

La medicina ayurvédica la considera una planta medicinal de gran valor.
La infusión de la corteza en astillas se utiliza para combatir flatulencia y desórdenes digestivos (indigestión, digestiones lentas, naúseas y cólicos)
Tiene propiedades antimicrobianas, reducen la cantidad de bacterias y hongos. Por ello, antiguamente, se utilizaba como conservante de alimentos.

Té de canela, un remedio de la medicina ayurveda

Funciona como un gran fármaco natural para combatir la diabetes tipo 2 gracias a su compuesto B1 cinnamtannin, que ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre en ayunas y los niveles de azúcar en sangre después de las comidas.

La canela contiene cinamaldehído, un componente que aporta beneficios a las plaquetas de la sangre. Sus propiedades antiagregantes, antiescleróticas y antitrombóticas, evitan la coagulación de la sangre y favorecen la circulación de la misma.

También ayuda en los trastornos sintomáticos de la gripe y resfriados.

Se recomienda mascar una barrita de canela para refrescar el aliento de forma eficaz.

Hay pastas dentífricas elaborada de forma artesanal que, entre sus componentes, incluye la canela, que le aporta propiedades bactericidas, fungicidas, activa la circulación y refresca el aliento. Cuéntanos si te funciona.

 

Sobre Nosotros

Blog dedicado a informar y a compartir opiniones sobre los beneficios de los productos naturales y ayurvédicos en la higiene, el cuidado personal y la belleza.

Dale al "Me gusta"