Entradas con la etiqueta ‘Información’

Página 3 de 3123

Los elementos y doshas de la medicina ayurvédica

Continuamos con nuestra serie de artículos para tratar de informar sobre la medicina ayurvédica, los principios en los que se basa y sus beneficios.

Los cinco elementos del ayurveda

Elementos del Dosha ayurveda, aire, fuego, agua, tierra y éter

El Ayurveda enseña que cada individuo tiene el poder de curarse a sí mismo. Esta ciencia de la vida ofrece a cada uno la libertad de recuperar la salud entendiendo el cuerpo y sus necesidades.

Los sabios percibieron que estamos hechos de cinco elementos: tierra, agua, aire, fuego y éter. La tierra es el productor de energía y, una vez producida la energía, hace falta espacio para distribuirla, el éter. Estos dos elementos, tierra y éter, son en sí mismos inmutables, sólo cambian cuando entran en contacto con los otros tres elementos, aire, fuego y agua. Para el ayurveda, las enfermedades son atribuibles a desequilibrios en los constituyentes del cuerpo.

Los “doshas” del ayurveda

Doshas Ayurveda, vatta, pitta, kapha

El ayurveda habla de tres doshas o humores del cuerpo vatta, pitta y kapha, que son los principios del aire, el fuego y el agua tal y como se manifiestan en el cuerpo. Estos humores, al ser sustancias muy sutiles, son las fuerzas primarias responsables de todas las funciones fisiológicas y psicológicas.

Para mover el cuerpo necesitamos el humor biológico vatta que significa “lo que mueve las cosas”, es la corriente del viento y es la fuerza que origina los otros dos humores. La corriente sanguínea o energía eléctrica que se produce al bombear la sangre es pitta, que significa “lo que digiere las cosas” y es el elemento fuego. El elemento kapha, que significa “lo que mantiene las cosas unidas” es el elemento agua que lubrifica el cuerpo. Si no existiera no habría fluido en nuestras articulaciones y seriamos como palos sin capacidad de movimiento.

Los desequilibrios del dosha son la causa de las enfermedades

Los desequilibrios de estos elementos alteran la armonía del cuerpo y son la causa de enfermedades.
Se considera que existen tres tipos de alteraciones:

Las autoinfligidas, nos las provocamos a nosotros mismos por hacer mal uso de nuestro cuerpo.
Las enfermedades congénitas que heredan los hijos de los padres
Las enfermedades causadas por el desequilibrio de los cinco elementos de nuestro organismo.

A lo largo de la vida hay una interacción constante entre el entorno interno y externo. Un principio básico de curación en Ayurveda sostiene que se puede crear equilibrio entre las fuerzas internas que actúan sobre el individuo alterando la dieta y los hábitos de vida para contrarrestar los cambios de su entorno externo. Es muy importante la observación de la rutina diaria, es decir, regular la dieta, el ejercicio, el sueño, el sexo, etc.

El ayurveda cura con alimentos naturales, hierbas, meditación, masajes, cambios en nuestro hábitos de vida que nos enferman y en general todo un compendio de técnicas que nos acercarán a un modo de vida mas saludable y que mantenga los tres doshas que regulan nuestro cuerpo en equilibrio y armonía.

La medicina ayurvédica elabora, entre otros muchos productos, colirio de ojos, crema de encías, loción muscular, pasta dentífrica, champúsy otros elaborados con componentes completamente naturales.

Dolores: aceite dentro, aceite fuera

Continuamos con nuestra serie de artículos sobre el aceite de oliva.

Nuestro organismo necesita el aceite

Propiedades belleza aceite oliva en jabones artesanales

El aceite de oliva es cultivado desde la antigüedad debido a sus propiedades beneficiosas. El código de Hammurabi, que data del 2.500 AC,ya menciona su uso en el comercio. Existen multitud de usos curativos o beneficiosos para la salud que se atribuyen al aceite de oliva, algunos ya probados científicamente y otros todavía no pero que la sapiencia de nuestros antepasados nos ha transmitido.

La principal característica, y aquella que lo hace único, es el alto índice de ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) y antioxidantes. Tanto el ácido oleico (monoinsaturado) y el ácido linoleico (poliinsaturado) que contienen son fundamentales para la salud, ya que son necesarios y nuestro organismo no puede sintetizarlos. Estos ácidos grasos son conocidos como esenciales.

Expertos estadounidenses han hallado en el Aceite de Oliva virgen extra un compuesto que han bautizado como oleocanthal que, según sus investigaciones, inhibe la actividad de las enzimas de la ciclooxigenasa (COX), una acción farmacológica propia del ibuprofeno (Antiinflamatorio).

El principal estudio emprendido para investigar la relación existente entre la dieta mediterránea y la cardiopatía coronaria se realizó en siete países (Italia, Grecia, la antigua Yugoslavia, los Países Bajos, Finlandia, E.U.A., Japón) y puso de manifiesto que el consumo elevado de ácidos grasos monoinsaturados y bajo de ácidos grasos saturados puede aumentar la supervivencia hasta un período de 15 años.

De la cocina a la piel

Milenario y poderoso, el aceite de oliva es un efectivo y exclusivo ingrediente de algunos productos de belleza por sus innumerables propiedades hidratantes, suavizantes y antioxidantes.

Sus propiedades cosméticas superan con creces las bondades que otro ingrediente natural pueda aportar. Su fruto, la aceituna, da origen al perhidroescualeno vegetal, una especie de lípido cutáneo que, además de proteger la piel frente a factores ambientales externos, la hidrata y mantiene la estructura íntegra de la dermis, permitiendo una mejor regeneración y, por lo tanto, una mayor firmeza. También tiene propiedades suavizantes, relajantes y tonificantes.

La hoja del olivo, por su parte, sintetiza un poder antioxidante y reparador mucho mayor que el propio fruto. Con la extracción del concentrado puro de la hoja se obtiene una doble función antiedad: reforzar y proteger la capacidad de defensa de la piel.

 

Pastilla de jabón artesano de castilla hecho con aceite de oliva virgen extra

Jabón de Castilla artesanal

El jabón elaborado con aceite de oliva virgen extra es muy bueno para la piel. Su alto contenido en ácidos grasos esenciales (ácido oleico) ayuda a restaurar los niveles naturales de humedad en la piel. Su riqueza en vitaminas, antioxidantes (a destacar la vitamina E) ayudan a nutrir, regenerar y suavizar la piel y cabello.

El Aloe vera: historia y propiedades

Qué es el aloe vera

Información sobre los beneficios para la piel del Aloe vera
Es una planta crasa que pertenece a la familia de las liliáceas al igual que el jacinto, la azucena, el tulipán, el espárrago, el ajo o la cebolla.
Existen cerca de 350 especies de áloes registradas en todo el mundo y cada año se descubren otras nuevas, pero no todas estas especies son medicinales. El Aloe vera o barbadensis es la reina de las plantas en medicina natural y es reconocida a nivel universal por sus propiedades curativas.
Aloe vera o barbadensis

De dónde proviene el aloe vera y para qué sirve

Es nativa de África (El Congo) y de ahí llegó a América central de la mano de los frailes jesuitas donde encontró el entorno más adecuado para su desarrollo óptimo, un clima seco y caluroso.
La pulpa contenida dentro de sus largas hojas carnosas adornadas con púas es la que se utiliza para cuidados de belleza y para curar múltiples enfermedades.
Para observar la capacidad del áloe para sobrevivir es interesante hacer el siguiente pequeño experimento: si cortamos con un cuchillo una hoja fresca de aloe vera en la misma planta, veremos en el lugar del corte un rezumo que se convierte en una nueva piel en pocos minutos y que cicatriza la herida de forma natural. Lo mismo ocurrirá si hacemos lo mismo es una hoja cortada y conservada en frío (2 o 3 grados). La hoja sigue teniendo la misma capacidad de regeneración.

Las utilidades del Aloe vera a lo largo de la historia

El Aloe vera se ha usado a lo largo de la historia de la humanidad, hasta nuestros días, tanto en el tratamiento de enfermedades como en la cura de la piel y el cabello.
En el antiguo Egipto era comúnmente usado y se referían al aloe como la planta de la inmortalidad incluyéndolo entre los regalos funerarios enterrados con los faraones. Ya aparecen alusiones a su utilización en el “libro egipcio de los remedios” (siglo XV a.C.) como fuente de salud y bienestar, así Nefertiti y Cleopatra lo incluían en sus tratamientos de belleza.
También aparece en el Antiguo y en el Nuevo testamento. Se relata que Nicodemo utilizó una mezcla de Aloe y mirra para embalsamar a Jesús.
Aristóteles se lo recomendaba a Alejandro Magno para la rápida curación de sus soldados y Marco Polo señalaba su uso habitual en la corte china, como alivio de las dolencias estomacales.
Cuando parecía que esta planta ancestral estaba algo olvidada, se redescubrió su valor terapéutico durante la segunda guerra mundial al comprobar que las quemaduras causadas en las poblaciones de Hiroshima y Nagasaki por las explosiones atómicas, se curaron más rápidamente con el aloe y en muchos casos sin dejar señales ni cicatrices.
Actualmente muchas de sus propiedades han sido comprobadas clínicamente y los científicos se interesan cada vez más por sus aplicaciones médicas.
La NASA lo utiliza porque absorbe el 90% de la toxicidad de sustancias como el PVC, la fibra de vidrio, los barnices, las pinturas, las radiaciones de los ordenadores, los televisores y demás aparatos electrónicos.

Las múltiples cualidades del Aloe Vera

El Aloe vera ha sido considerado desde tiempos remotos como una “planta milagrosa” ya que posee propiedades excepcionales para aliviar problemas de salud y en cosmética. No hay un producto en la naturaleza que aporte más beneficios y menos riesgos al ser humano, es toda una joya para nuestra salud y belleza. Estamos ante el producto menos alérgeno que nos ofrece la naturaleza.
Las suculentas hojas de la planta Áloe vera son verdaderamente un paquete milagroso que nos ha dado la madre naturaleza. Se le atribuyen propiedades para la curación de quemaduras, heridas,
picazón, psoriasis, dolores de cabeza, enfermedad de las encías y problemas digestivos, solo para nombrar unos pocos.
Contiene lípidos que mantienen la apariencia de la piel suave y saludable, ayudan a mantener las células unidas y fomentan la retención de la humedad de la piel. Tienen glucoproteínas que facilitan la comunicación entre las células y fortalecen el sistema inmune.

Seguiremos hablando del Aloe en futuros posts. Namaste.

 

Página 3 de 3123

Sobre Nosotros

Blog dedicado a informar y a compartir opiniones sobre los beneficios de los productos naturales y ayurvédicos en la higiene, el cuidado personal y la belleza.

Dale al "Me gusta"